Manuel Sánchez Casto, señala, que si usted o un ser querido fueron víctimas del ataque de un perro, es importante contactar a un abogado inmediatamente.

Para que así,  conozca los derechos y  la opción a una demanda y a la compensación.

Es fundamental actuar rápidamente apenas ocurrido el incidente. Existen leyes de prescripción  que limitan el tiempo que uno tiene para presentar una demanda en este tipo de casos. Adicionalmente, una investigación inmediata puede ayudar a establecer más fácilmente la responsabilidad por la mordedura y determinar si el seguro es aplicable.

Responsabilidad por Mordeduras de Perro

En casos de mordeduras de perro, el dueño del animal suele ser el principal y único responsable. Sin embargo, el grado de la culpa del dueño varía dependiendo de la situación en la que el incidente se haya tenido lugar.

En la mayoría de los estados, si el ataque ocurre en una área pública o privada en la cual la víctima tenía derecho a estar presente, el dueño del perro puede ser considerado responsable. Frecuentemente, el dueño es culpable por las acciones del perro sin importar si tenía o no tenía conocimiento previo de la agresividad del animal.

¿Qué puedo reclamar y recuperar por una mordedura de perro?

Demostrando responsabilidad por parte del dueño, usted podría conseguir compensación por:

Gastos médicos presentes y futuros. Dependiendo de la gravedad del ataque, la víctima se verá en la necesidad de pagar por tratamientos médicos y medicación.

Pérdida de ingresos. También dependiendo de la gravedad del hecho, la víctima podría verse forzada a reposar. Por lo tanto encontrarse con la imposibilidad para trabajar y continuar con su vida cotidiana.

Dolor y sufrimiento. La mordedura de un perro puede causar un profundo dolor, no sólo en el preciso momento del hecho sino también a lo largo del período de recuperación que implica una situación de estas características. En caso de reclamar compensación, esta angustia también será tenida en cuenta a la hora de calcular la compensación correspondiente.

Le puede interesar: Derechos del Dueño durante el embargo: Manuel Sánchez Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *