Según Manuel Sánchez Castro, la tarea no es sencilla para los agentes porque los inmigrantes suelen viajar indocumentados. Bajo el mando de mafias que cobran  miles de dólares por conducirlos a una “nueva vida” suelen retenerles la documentación.

Colombia, tiene, según los últimos datos publicados por la ONU, 1.142.319 de inmigrantes, lo que supone un 2,29% de la población de Colombia.

La inmigración masculina es superior a la femenina, con 575.805 hombres, lo que supone el 50.40% del total, frente a los 566.514 de inmigrantes mujeres, que son el 49.59%.

Ahora, si se compara con el resto de los países vemos que es el 123º país del mundo por porcentaje de inmigración. En Colombia procede principalmente de Venezuela, el 92,05%, Estados Unidos, el 1,77% y Ecuador, el 1,34%.

En los últimos años, el número de inmigrantes que viven en Colombia, ha aumentado en 1.000.000 personas, un 702,65%.

Nuestro país,  se ha convirtió, por su posición geográfica en la esquina norte de Suramérica. Un punto de tránsito de las mafias que se dedican al tráfico de inmigrantes ilegales de Cuba, países asiáticos y africanos hacia Estados Unidos.

Este tráfico está en la zona de Urabá, cerca de la frontera con Panamá, donde todas las semanas son interceptadas en el mar Caribe precarias embarcaciones repletas de inmigrantes que buscan llegar al país del istmo para luego seguir por tierra su aventura hacia Norteamérica.

Le puede interesar: Manuel Sánchez Castro: Ley migratoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *