Manuel  Sánchez Castro, señala que los colombianos tienen derechos fundamentales,  como  el derecho a  la intimidad y la protección de la ley contra ataques.

Según el artículo 15 de la constitución política de Colombia de la siguiente manera: “Todas las personas tienen derecho a su intimidad personal y familiar y a su buen nombre, y el Estado debe respetarlos y hacerlos respetar. De igual modo, tienen derecho a conocer, actualizar y rectificar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en los bancos de datos y en archivos de entidades públicas y privadas. En la recolección, tratamiento y circulación de datos se respetarán la libertad y demás garantías consagradas en la Constitución… “

De acuerdo a lo anterior, se resalta  tres derechos fundamentales de las personas:

  • A la intimidad
  • Al buen nombre
  • A conocer, actualizar y rectificar  información de datos y en archivos en  entidades públicas y privadas.

Por eso la ley General de Protección de Datos Personales, establece entras cosas lo siguiente “Nadie puede acceder a mis datos si yo no he dado la autorización para que los conozcan”.
Estos  requisitos deben ser  cumplidos por  las empresas para el tratamiento de datos personales, sin importa el sector que pertenezca, ni tamaño; el incumplir esta norma acarrea sanciones.

Para Sánchez Castro, este apartado se le conoce también  cuatro formas genéricas distintas: la intromisión en la soledad física que cada persona se reserva, la divulgación pública de hechos privados, la presentación al público de circunstancias personales, falsa apariencia y la apropiación del círculo personal (la imagen- fotografía).

¿Cuáles son esas sanciones?

Para cualquier persona registrada en una base de datos, el uso inadecuado de su información personal puede generarle riesgos en su reputación, ámbito financiero y a su buen nombre.

Es por eso que la Superintendencia de Industria y Comercio a todas aquellas entidades que violen este derecho, las sanciona con multas de hasta $ 100.000.000 según sea el caso más la correspondiente indemnización por perjuicios causados.

Le puede interesar: Manuel Hernando Sánchez Castro: ¿Cómo disolver un negocio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *