Según Manuel Sánchez Castro, este término legalmente se define como todo aquel daño o forma de agresión provocada al cuerpo físico o al estado mental y/o emocional de una persona, haya sido este causado de forma intencional o no.

Para obtener la compensación, las personas lesionadas deben demostrar el daño o perjuicio que les ocasionó la negligencia de un tercero. Las circunstancias por las cuales una persona podría reclamar en el tribunal los daños físicos, emocionales, a su reputación o a su propiedad – ya sean causados intencionalmente, accidentalmente o negligentemente por otra persona, compañía, municipio o alguna agencia gubernamental – componen una de las materias más extensas del derecho.

Le puede interesar: Manuel Sánchez Castro: La libertad de pensamiento y creencia religiosa

Pero, ¿Cuáles son los elementos de negligencia en un reclamo de Lesiones Personales?

Manuel Sánchez Castro, señala que en la mayoría de los casos, los accidentes no son intencionales sino que resultan de las acciones negligentes del acusado o demandado. Los principales elementos de negligencia que se deben probar en un reclamo por Lesiones personales son:

  • Que la parte culpable debía ser cuidadoso.
  • Que el acusado no cumplió con su deber de cuidado hacia el lesionado.
  • Que la causa directa de las pérdidas o lesiones se debió a las acciones de la parte culpable.
  • Que los daños resultaron de las acciones de la parte culpable.

Recuerda:

En caso de accidente y lesión, esto deben hacer:

  • Si requieres atención médica, acude con un doctor de inmediato para que revisé la lesión.
  • Escribe todos los detalles del accidente.
  • Describe las lesiones que hayas tenido.
  • Documenta las lesiones con los reportes y estudios médicos que te hagan.
  • Enumera las pérdidas económicas, materiales o de cualquier otro tipo que tengas.
  • Toma nota por escrito de la fecha, hora, personas involucradas y el contenido de cada conversación que tengas sobre el accidente.
  • Si puedes, regresa a la escena del accidente para tomar fotos y/o hablar con posibles testigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *