De niño Manuel Sánchez Castro, siempre soñó con ser abogado,, pues consideraba que era un forma directa de ayudar a la gente.

Cuando se lo comunicó a sus padres, unos vendedores de tamales quienes lo criaron al sur de Bogotá, ellos hicieron su máximo esfuerzo por brindarle una educación de calidad a Manuel.

Luego de algunos años, Manuel Sánchez logró estudiar Derecho Público,  en  la Universidad Católica y luego se especializó en Derecho Administrativo en la Universidad del Rosario y en Alta Dirección del Estado en la Esap.

Le podría interesar:  Manuel Sánchez Castro: un abogado ejemplar

Manuel Sánchez Castro, ha logrado con esfuerzo convertirse en dueño de la empresa de abogados *Manuel Sánchez Abogados Consultores y Asociados* en 2002 y ha trabajado como asesor legal en la estructuración de procesos de contratación de diversas entidades públicas desde el año 2004.

A grandes rasgos, el abogado cuenta con diversos aspectos de la profesión que lo han destacado en la palestra nacional.

Sácnchez Castro cuenta con los estudios y los conocimientos técnico-jurídicos, los valores y principios de la profesión, y las habilidades profesionales, eso lo han hecho unos de los jurídicos más solicitados del país.

Pero, Manuel Sánchez Castro también ha ocupado importantes cargos en la administración pública: Entre 1994 y 1996, el abogado asume una nueva responsabilidad al ser electo como Edil, donde realizó importantes aportes en el manejo, vigilancia y control de la prestación de los servicios públicos distritales y las inversiones de los recursos públicos.

De ser edil, Sánchez pasó a ser cónsul en Nueva York.

En su retorno a Colombia, Sánchez aspiró un puesto en el Congreso, sin embargo, a pesar de no haber entrado, el abogado obtuvo más de 5 mil quinientos votos.

La vida lo ha colocado, desde siempre, muy cerca de lo jurídico y en una vinculación muy ineludible y, al mismo tiempo, muy beneficiosa para mi acontecer.

Ha trabajado sin ninguna interrupción durante las últimas dos décadas. Nunca ha tenido algún intermedio o pausa. Pero ha tenido la buena ventura de que siempre se ha vinculado con el mundo jurídico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *